Los Secretos de La Dieta Asiática: Salud y Longevidad

En Asia encontramos diferentes países: China, Japón, Tailandia, Vietnam, India, entre otros. Su gastronomía es muy variada, cada una marcada por sus tradiciones, cultura, historia y costumbres. Sin embargo, comparten rasgos comunes en su dieta que la han convertido en una de las más populares.

En primer lugar, una de las características más conocidas de la gastronomía asiática es la armonía de sabores que se encuentra en cada creación culinaria, en las cuales sobresalen los sabores dulce, salado, amargo, ácido y umami, haciendo de cada comida una experiencia única.

Además, se destaca por el uso de ingredientes que agregan profundidad y que son considerados alimentos básicos, como los fideos, elaborados con diferentes cereales como trigo, arroz y maíz, y los arroces, como el jazmín y el basmati, que proporcionan carbohidratos y nutrientes esenciales.

Igualmente, los métodos de cocción son variados y eficaces: al sofreír se cocinan uniformemente los alimentos al ser revueltos constantemente; al hervir, los alimentos en agua se realzan los sabores y se ablandan; al asar a la parrilla, los alimentos retienen los jugos; y al cocer al vapor, los alimentos conservan sus sabores y nutrientes.

Es importante señalar que también hacen énfasis en otros aspectos que tienen relación con la longevidad y la buena salud, como:

- Mantener una nutrición balanceada.

- Controlar las porciones.

- Practicar el mindfulness al comer, disfrutar de las comidas con gratitud y evitar realizar varias tareas a la vez o contar calorías, estando presentes en el momento.

- Hacer que los vegetales sean los protagonistas de los platos, consumiendo muchas verduras y pocas porciones de proteína como pescado, mariscos o carne.

- Preferir alimentos no procesados como la soya, en sus diferentes presentaciones como tofu y edamame.

- Comenzar las comidas con una taza caliente de sopa o caldo, lo que ayuda a la digestión y a controlar el apetito.

- Tomar tés, como el té verde, que son ricos en antioxidantes.

- Compartir la mesa con amigos y familia, y ser físicamente activos, practicando Tai Chi o Yoga.

Un ejemplo de los beneficios de incluir este tipo de dieta en la alimentación, es el archipiélago más tranquilo y armonioso de todo Japón: Okinawa, donde 68 de sus 100,000 habitantes superan los 100 años, siendo así el líder mundial en la cantidad de súper longevos. Otra razón de su vida sana y longeva es que, desde el colegio, se les inculca a los niños la importancia de tener un propósito y un rol dentro de la sociedad. Conocer el Ikigai aumenta la expectativa de vida en 7 años.

En definitiva, los beneficios de seguir una dieta asiática incluyen un bajo riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, obesidad y Alzheimer.

Motívate a comer más saludable desde hoy con la siguiente opción nutritiva y sabrosa: una ensalada de tofu, que forma parte de una dieta equilibrada y que podrás preparar con productos que solo encuentras en nuestra tienda especializada en los sabores del mercado global: ¡Global Gourmet Market!

 

Dejar un comentario